Tiempo...

Las cosas que merecen la pena requieren tiempo. Los buenos vinos, los alimentos que maduran con los meses...
   Un hermoso, frondoso y acogedor árbol que nos protege con su sombra tarda mucho tiempo en crecer.
   El Amor también crece con el tiempo. Dar tiempo y espacio a alguien que se ama es sinónimo de respeto, empatía, libertad y de más Amor si cabe.
   Las prisas y las precipitaciones sólo traen tropiezos, y no nos dejan conocer a la otra persona.
   Si nos piden tiempo para conocernos, no tenemos por menos que darlo. Y más allá, no nos damos cuenta de que dando tiempo y espacio nos lo damos también a nosotros mismos.
   Todo mi respeto. Te doy todo el tiempo que necesites. Libertad, empatía, espacio... Eso hace que te quiera aún más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.