Reflexión de lunes por la mañana.

En esta vida todo está conectado. Todos tenemos esa bonita capacidad de mirarnos a los ojos y ver el alma que hay dentro de cada uno. También somos seres únicos, que, como actores de un gran teatro, tenemos nuestro papel. Aunque vayamos amándonos a nosotros mismos más cada día y eligiendo nuestro guión, a veces por miedo, orgullo, o vete a saber tú qué, ponemos en manos de otro la responsabilidad de nuestras acciones en solitario o en equipo. Y añadido a eso, si vemos que la otra persona (a menudo alguien a quien se quiere mucho) no hace lo que nosotros no nos atrevemos a hacer, nos ensañamos con él o ella, que, en un momento de debilidad, se puede romper en mil pedazos.
   Para ser feliz y vivir plenamente conectado y en amor, hace falta mucha empatía, ponerse en el lugar del otro; responsabilidad en lo que hacemos o dejamos de hacer; compasión, y sobre todo mucho, mucho Amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.