Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010

Niños...

Estaba viendo en la tele un programa de esos que cantan los niños, y oyendo una canción que cantaban de fin de fiesta todos juntos, se me han caído las lágrimas a mares, porque, aparte de que estoy bastante sensible últimamente por un montón de cosas, la letra de la canción me ha hecho reflexionar acerca de la manera de ver la vida de nuestras queridas criaturas. Deberíamos escucharlos más, deberíamos sentir la vida como ellos, con su sencillez, con su Amor, con su candidez y limpieza de corazón.
Estoy sintiendo últimamente muy en el fondo del alma las energías de mucha gente llenas de miedo, de angustias vitales, queriendo cambios en sus vidas, pero perdidos en la forma de realizarlos. No saben que sólo tienen que elegir, sólo tienen que entrar en su corazón y saber qué es lo que realmente quieren en sus vidas. Miraos en el corazón y la sencillez de los niños, que cada día nos dan lecciones en todos los aspectos.
Perdamos el miedo, porque, recordad que es lo opuesto al Amor. Respir…

Lirio luminoso

Imagen
Hola a todos. Esta foto es de mi cosecha. La realicé con el móvil. Parece mentira que algo tan pequeñito haga estas fotos... Fijáos en la luz que tiene este lirio. Lo encontré paseando por ahí.
Dedicado a todos vosotros.

La memoria interior.

Hace poco emitieron en la 2 la película "Las Trece Rosas". Tuve unos cuantos días desde que lo supe para pensarme bien si la veía o no. Cayetana Guillén Cuervo decía en la presentación previa que íbamos a sentir muchas emociones, sobre todo, íbamos a llorar mucho, y yo no sabía si ese sábado de relax me iba a apetecer llorar con el corazón.
   Llorar, no sólo por el relato de la vida de estas 13 jóvenes, entonces conocidas como "las Menores", y sus otras compañeras, que sufrieron una muerte inútil e injusta, sino también por el recuerdo de una persona que llenó mis días de infancia y que sifrió parecido tormento: mi abuelo Luciano.
   Allá por aquellos años que todos sabemos, España se empezó a partir en dos, y se terminó de desgajar cuando los "perdedores" de cierto color, entraron en prisión con cargos tan absurdos como "pistolero por las esquinas", como decían a mi abuelo en los papeles.
   Después de 7 años de encierro y 2 condenas a muert…