Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Un pensamiento antes de dormir...

Lo que algunos llaman casualidad, otros lo llamamos magia. ¿Cuál es la diferencia?
   ¡Toda! La magia está ahí disponible para aquéllos que tienen el corazón abierto al Amor. Que ponen Amor a todo, desde que se levantan hasta que se acuestan. En el trabajo, en sus palabras, en sus acciones. Que no se van a dormir sin decir te quiero.
   Luego están aquéllos que, sea por la razón que sea, se empeñan en repetir que son casualidades, que no te fíes, que la magia tiene truco...
   Siempre con ese afán derrotista que intenta derribar la alegría que dan los pequeños pero grandes detalles de personas estupendas que en medio de la noche envían estrellas en forma de palabras que se tatúan en el corazón.
   Ahí, en mi corazón se quedan tus palabras, tus canciones, todo... Como un tatuaje. Y eso no me lo quita nadie. Y que no te lo quiten a ti tampoco, por favor...
Gracias...

No te vayas a dormir enfadado con alguien a quien quieres

Quizá en estos tiempos difíciles el miedo tiene hambre y entra en nuestras atribuladas cabecitas y las llena de pensamientos con sabor amargo y dirigidas a destinatarios que no se lo merecen.
   A lo mejor, en vez de eso, lo que precisamente necesitamos es lo contrario. Querernos mucho. Incluso en la distancia. Abrazarnos cuando las cosas son difíciles. Enviarnos palabras de ánimo que, aunque no lo parezca llegan muy adentro.
   A lo mejor, un beso, una palabra cálida, una canción viajando por las ondas es el mejor regalo que nos podemos hacer.
   Incluso podría decir que las almas lejanas, que no lo son tanto, y que aún no se han tocado, se necesitan. Pero el dichoso miedo acecha cual diablo que todo lo distorsiona.
   Al diablo con ese diablo. Nos necesitamos. Una sonrisa tuya, una canción tuya, una palabra. Un mensaje mío, un abrazo mío. Un beso.
   Buenas noches. Dulces sueños. Y mucho amor.

Pensamiento de madrugada.

El Amor se respira. Entra por la piel, los oídos, al cerrar los ojos. Te pone la piel de gallina. Te emociona hasta derramar lágrimas sin saber porqué. Inspira las más bellas canciones, las más bellas palabras, incluso el más hermoso silencio.
   No te preguntes porqué amas a alguien. Porqué ese alguien de repente se ha instalado a vivir en tu corazón, incluso si no lo conoces de cerca. La lógica no cabe ahí. La mente no es bienvenida, porque lo estropea todo. Luego llama al miedo y, ya se sabe.
   Ama y déjate llevar por la intuición. Llámala en silencio mirando las estrellas.

Estrellas desde mi ventana.

Cada noche me asomo a la ventana de la cocina a contemplar las estrellas cuando el cielo está claro, sobre todo cuando el aire está tan limpio que los astros brillan con una luz como en alta definición.
   Suelo fijarme primero en la constelación de Orión. Tan inconfundible con su cinturón de tres estrellas en el centro. Y un poco más arriba a la izquierda, Sirio grande y vigilante.
   Cuando llega la hora de irse a dormir, a la Tierra le ha dado tiempo a moverse lo suficiente como para situar los astros en la ventana de mi habitación.
   Mirar las estrellas sin pensar en nada más es como meditar. Allí está el cielo que nos protege y nos cubre. Es un bello espectáculo para antes de irse a soñar. Sólo eso, mirar al firmamento, respirar el aire fresco de la noche, sentir la magia de la vida.
   Hace 2 años, en agosto tuve la oportunidad de verlo multiplicado por mil, cuando en Mallorca mi prima y yo fuimos a dormir a la playa. La verdad es que tardamos en conciliar el sueño extasiad…

2014. El año de personas trabajando para personas.

La verdad es que, a pesar del amor que le tengo a mi trabajo, me ha dolido mucho que alguien me dijera que me limitara a dar mis clases e irme, cosa que no entiendo ni entenderé. Eso sí, no soy la única. La mayoría de la gente que me conoce y a la que se lo he contado piensa lo mismo.
   Esto me ha hecho reflexionar estas últimas semanas acerca de los que comparten esa absurda opinión. Lo siento mucho, pero yo siempre seré de la gente que le gusta tratar con Seres Humanos así con mayúsculas. Es increíble la transformación que sufre una persona a la que miras a los ojos, de la que te preocupas de corazón. Alguien, por ejemplo, que va sentado frente a ti en el metro y con quien compartes una sonrisa fugaz. O alguien a quien no conoces en persona y con el cual te comunicas a través de las redes sociales y a quien parece que conoces desde siempre. O a un alumno, en mi caso, a quien escuchas, y le das todo el cariño que necesita en ese momento, además de impartir tus clases.
   No pienso…

De la Serpiente al Caballo.

Se acabó el 2013, en el Horóscopo Chino el Año de la Serpiente. Literalmente muchos de nosotros nos hemos quitado la piel muerta, no sin sufrimiento y esfuerzo. El pasado, las personas tóxicas, trabajos y actividades que no iban con nosotros... Aunque algunas personas se han aprovechado de eso para intentar vestirse con nuestra piel, sin darse cuenta de que por mucho que lo intenten nunca podrán ser otra persona. La lección de vida más importante del año que ya pasó es que debemos amarnos a nosotros mismos, limpiar nuestro camino de cosas que ya no nos sirven, y brillar con luz propia, porque por mucho que intenten soplar, ya nunca más podrán apagar nuestra luz.
   Este 2014 está lleno de oportunidades, de personas maravillosas conocidas y por conocer, de pasión por la vida y sueños por cumplir. Mucha suerte, abundancia, amor y buenos deseos de corazón para todos. Ah! Y mucha paciencia, que todo ocurre en su momento. Un paso cada vez.