Pidiendo un deseo a la luna llena.

Esta noche hay luna llena. Ha salido enorme y hermosa por el horizonte. Dicen que hay que pedirle un deseo.
Pues ahí va el mío.
   Pido que nos veamos tal y como somos. Seres hermosos y humanos, que a veces hemos cometido errores, pero que nos hemos perdonado, primero a nosotros mismos. Que se caiga de nuestros ojos la máscara hecha de miedos y prejuicios que nos impide amar y ser amados. Lo más grande y a la vez lo más sencillo del mundo.
   Que las oportunidades que nos hemos perdido y los sueños que hemos dejado atrás se puedan hacer realidad, porque así la magia no se irá de este planeta. Lo necesita. Nos hace falta pasión, ganas de cambiar las cosas para mejor.
   Deseo también que por fin nos demos cuenta de que nos merecemos lo mejor del mundo, ¿por qué no?. Que nos deshagamos de una vez de ese filtro que a veces hace que sólo veamos nuestros propios defectos. Porque muchas veces cuando estamos a un suspiro de conseguirlo, nos rendimos. ¡¡Maldito miedo!!
   Que hagamos caso a nuestra intuición, a nuestro corazón. Que nunca se equivoca. Nosotros mismos somos nuestros mejores amigos a la hora de decidir qué camino tomar.
   Dentro de mi corazón te veo como eres, y por eso te tengo tanto cariño. Porque eres. Ni más ni menos. Y creo, y he aprendido en mi vida, que así es como hay que vivir. Aunque a veces algunas personas no me crean, o incluso se puedan reír de ello. Me da igual. Porque yo veo magia, y me gusta que haya magia en lo cotidiano.
   ¿Y tú, que deseo le pides a la luna?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

¡Bienvenido septiembre! Nuevo curso... Con ilusión y ganas