Cosas que importan.

Reflexionando desde el silencio interior que hace que las palabras broten fácilmente hacia afuera y que queramos compartirlas, me viene la idea de que si realmente damos prioridad en nuestras vidas a las cosas que realmente importan.
Es bueno, creo yo, que nos planteemos desde el fondo del corazón que es realmente lo que queremos, lo que nos llena en la vida. Nuestras prioridades a veces se basan en los deseos de los demás, lo que pensamos que los demás necesitarían de nosotros, incluso lo que hacemos para que nos sintamos aceptados.

   Siempre nos ha costado mucho trabajo admitir aquéllo de "amarnos a nosotros mismos". Según lo que siempre nos han enseñado, nos parece que es egoísta, y que debemos sacrificarnos a nosotros mismos para que otros sean felices.
   Nada más lejos de la realidad. Yo siempre he dicho que para que nuestra Luz ilumine a otros debemos llenar nuestro "depósito" de combustible. Ponernos a nosotros en primer lugar significa aceptarnos a nosotros mismos, aprender a querernos, respetarnos y que los demás nos respeten según somos.

   Creedme que no significa ser egoísta. Todo lo contrario. De hecho, cuando logramos hacerlo también empezamos a respetar, aceptar y querer a los demás tal y como son.

   En el silencio de tu habitación, el bosque, o cualquier lugar seguro que prefieras, ve al centro de tu alma y pregúntate qué cosas en la vida son las que realmente importan. El Amor, la Amistad, los pequeños detalles de la Vida, los hijos, la familia, el bello planeta en que vivimos...

   Cuando lo sepas, vívelas realmente. Créate prioridades. Disfruta de tu estancia en la Tierra.

Un abrazo gigante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Hay que ver "Astral" por favor