Galgos.

Hoy he estado viendo el nuevo programa que el entrenador de perros César Millán tiene en Cuatro "El líder de la manada". Lo grabó durante su estancia en España, creo recordar que este verano.
En el segundo capítulo se encontraba en las instalaciones de una asociación sin ánimo de lucro que se llama Galgos 112. A mí siempre me ha impresionado mucho el trato vejatorio que han sufrido en este país los perros de esta raza, y más observando las fotos que de sus torturas he podido ver por internet, prensa, y hoy, en este programa. Heridos, ahorcados, vejados... en fín, que no voy a extenderme aquí en más detalles.
   Lo que estos bellos, dignos y elegantes animales me inspiran, como todos los animales, en este caso concreto los perros, es una ternura infinita. Unas ganas enormes de protegerlos, de salvarlos de la crueldad que muchos humanos descargan sobre ellos, no sé con qué ánimo ni con qué finalidad.
    Yo he tenido una perra durante muchos años. La recogí de la calle, estaba abandonada a la puerta de un concesionario de automóviles, y lo que iba a ser sólo un fin de semana, hasta que alguien con corazón y que supiera cuidarla bien, se quedara con ella, se convirtió en años de convivencia con un bello animal, fiel, cariñoso y leal, que sólo le faltaba hablar para ser "persona", como dice mi amiga Laura.
   No puedo evitar llorar a mares cada vez que veo a alguno de estos bellos ejemplares sufrir, cojear, o mirar con esos ojos tan sumamente tristes.
   Agradezco infinitamente la existencia de todas esas personas que acogen a estos animales, y que los cuidan y pagan sus cuidados médicos de su propio bolsillo, y trabajan voluntariamente, además de a las personas que donan con cariño dinero para que estas generosas asociaciones sigan existiendo.
Mi amor por todos los perros, y por las personas que los quieren y respetan.
Un abrazo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.