Todo va a ir bien.

Hoy es de esos días en que una guarda en su interior una sensación de que todo va a ir bien. A pesar de que de repente descubres una pequeña "injusticia" que se ha salido con la suya y ha entrado en escena, y encima ya la veías venir desde lejos.
   Más que patalear, rabiar o algo parecido, a pesar de que alguien haya querido pasar por encima de mi cabeza y haya intentado arrebatarme parte de mi propia energía, tengo la sensación interior de que es una puerta para mejores oportunidades para mi. Y que una de mis más poderosas armas es mi sonrisa. No una maliciosa, ni falsa, ni de auto-engaño.
  Una sonrisa desde el corazón. Para los demás, y para mi. Como una caricia de una madre a su hijo para decirle que todo está bien. Que no va a pasar nada malo. Que lo ocurrido sirve para sacar lo mejor de mi hacia el mundo. Que ya está bien de sentirse invisible. Que mi voz, mi ser, mi alma están ahí.
   Y el pobre ser humano que necesita "robar" la energía y el espacio de otro para avanzar en la vida, bastante trabajo tiene en su interior...
   Alguien puede intentar copiar el trabajo de alguien por lo que sea. Pero nunca será igual, porque cada uno de nosotros tenemos una esencia que no se puede imitar. Seamos nosotros mismos y amémosnos tal cual.
   Voy a guardar esta sensación de seguridad, alegría tranquila y paz interior dentro de mi corazón. Seguro que habrá momentos en que necesitaré recuperarla y darle un traguito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Hay que ver "Astral" por favor