La buena música que emociona

Casi todas las mañanas, cuando voy a trabajar voy escuchando música. A veces me emociono, y no sólo se me ponen los vellos de punta, se me saltan las lágrimas. Incluso a veces me encuentro a la gente mirándome fijamente, preguntándose qué me habría pasado.
   En todas décadas, la mayoría de los jóvenes piensan que la mejor música es su contemporánea. Pero siempre hay chicos que descubren la música de otras épocas por sus padres, abuelos, tíos... E incluso a veces se sienten patitos feos porque los demás no entienden porqué prefieren esa música a la actual.
   Yo tuve la gran suerte de nacer a finales de los 60. Con lo cual viví tiempos magníficos de creación musical, los 70 y los 80, y buena parte de los 90. Pero pienso que, aunque hay décadas en las que, por alguna mágica razón, se ha creado mejor música y en más cantidad que en otras, lo que importa realmente es que una canción te llegue a la piel, a las entrañas. Puede que esas generaciones de músicos vivieran un tiempo de cambios de esos que remueven el alma y el corazón. El Rock, Punk, y demás estilos musicales nacen de la rebeldía y las ganas de expresarse y cambiar cosas.
   A cada uno de nosotros le emocionan unas canciones diferentes que a otros.
   Por vivencias, o lo que quiera que sea. No lo sé. De lo que sí estoy segura es que detrás de lo que se puede oír hay vibraciones que se sienten dentro del alma. Lo que siente un músico cuando escribe una canción, seguro que en algún rincón de la Tierra le llega a lo más profundo del corazón a más de un ser humano que vibra igual. Esa es la magia de la música.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

¡Bienvenido septiembre! Nuevo curso... Con ilusión y ganas