Necesitamos más ilusión, y menos miedo.

Hola queridos lectores. He tardado un poco en escribir, lo siento. Pero estos tiempos son un poco extraños, ya lo comenté en un post anterior. Es normal que no estemos al 100%. Que nos sintamos tristes, asustados, o desconcertados.
Pero debemos reaccionar para que todo esto no nos envuelva para siempre. La verdad es que con tanta niebla es un poco difícil ver las posibilidades que tenemos delante.
Pero el sábado en una fiesta de inauguración, los niños, como muchas veces, me han recordado que con la magia, ilusión, y entusiasmo, se puede transformar cualquier obstáculo en oportunidad.
   Recordemos la ilusión que teníamos cuando niños por todo lo que nos rodeaba. Queríamos saber el porqué de todo lo que encontrábamos en el camino. Nos preguntaban qué queríamos ser de mayores, y se nos ocurrían infinidad de cosas diferentes.
   Al crecer esa ilusión se va diluyendo porque nos dicen que tal o cual cosa es una fantasía irrealizable. Y las experiencias que vamos viviendo nos van llenando el sendero de miedos y bloquean nuestros pasos.
   Precisamente ahora necesitamos ser valientes. Sacar a la luz nuestra parte guerrera. Recordar que somos seres humanos viviendo una experiencia aquí en este bello planeta y que una de nuestras armas más poderosas es la ilusión, la pasión por experimentar y jugar. Es la mejor forma de hacer desaparecer los miedos que nos atenazan.
   Vamos a recordar cómo era ser niños. Parte de nosotros sigue siendo niña, o niño. Ilusionémosnos y transformemos el mundo, para nosotros y nuestros niños.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.