Cambios.

La vida está llena de posibilidades hacia delante y también hacia atrás. Cuando uno siente que algo se repite igual que un bucle en su vida, y encima conocemos los resultados, y éstos no nos gustan, tenemos la posibilidad de cambiarlo.
   A veces, somos nosotros mismos los que nos boicoteamos. Inconscientemente no nos sentimos merecedores de algo que está en las puertas de entrada a nuestra existencia: Amor, abundancia, hacer lo que siempre hemos querido hacer: materializar nuestros sueños más descabellados.
   Deberíamos decir: ¿y porqué no? Si yo pedí cambios en mi vida, y están llegando todo tipo de pistas, situaciones, personas, que corroboran que vamos por el buen camino, ¿qué necesidad tengo de negarme a ni misma la posibilidad de ser feliz, reconocer mi abundancia, y dar y recibir amor? ¿Reconoces cuando comienzan a suceder cosas que encajan perfectamente entre sí, y además hacen que te encuentres a gusto, y que tu papel es perfecto en todo momento?
   Esas son las señales de que están llegando los resultados del cambio que habías pedido. Adelante, ¡te lo mereces! ¡Y yo también!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Hay que ver "Astral" por favor