Volver a lo esencial.

Hola a todos. Es domingo, y después de dar un paseo por el barrio con una buena amiga, me ha dado por pensar en lo que dice el título del post. Volver a lo esencial.

   Cuando ya se han cumplido unos años (no quiero decir con esto que me sienta ya muy mayor) reflexionas sobre los sueños, proyectos y personas queridas que aparentemente se han quedado atrás. Sobre todo cuando, pasado el tiempo, vuelven a aparecer por tu vida con renovado vigor. Si esto ocurre, la mayoría de las veces es una señal para renovar lazos con dichas personas y dichos sueños sin los obstáculos que antes aparecían en el camino. Sobre todo, porque sentimos que es ahora, precisamente, el momento y lugar adecuado para hacer realidad nuestros sueños y planes de vida plena.

   En el pasado nos impedimos vivir lo que en los momentos de descanso nos viene a la mente no dejándonos precisamente descansar. Pero muchas veces llegamos a la conclusión de que probablemente no hubiera sido el momento adecuado y hubiéramos sufrido e incluso ahora no estaríamos disfrutando de los sueños deseados o de la compañía de algunas personas queridas.
  
   Pero uno crece, evoluciona, y aprende, y como un milagro, esos sueños, esas personas, aparecen de nuevo en nuestra vida (o surge su energía con más fuerza, porque nunca se han marchado), y nos hace reflexionar. Nos hace sentir. Nos llega el cosquilleo de las emociones encerradas, las que se han quedado dentro, y en los momentos en los que vamos hacia adentro, incluso en nuestras noches sin dormir, nos decimos que, porqué no nos dejamos llevar por nuestra esencia, nuestro verdadero propósito en la vida.

   Nos adentramos en lo esencial de la vida, en lo verdadero para nuestra alma. Incluso nos preguntamos porqué antes no nos fijamos que, lo que verdaderamente importa en esto de vivir, es el Amor, la Alegría, disfrutar de nuestro bello planeta, de compartir momentos especiales con aquéllos a los que queremos, conocer nuevos horizontes, y, porqué no, disfrutar de aquéllos que dejamos atrás. Y llevar a cabo aquellos proyectos que antaño no nos atrevimos a realizar.

   Pues eso, a vivir, a soñar, a amar...
Buenas noches. Que durmáis bien. Y que viváis con Amor cada segundo de vuestra vida.
Un abrazo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.