Amor y comprensión ante todo, por favor...

   En estos tiempos de cambio es necesario centrarse en el corazón. Hay demasiado caos (cosa natural cuando algo necesita tanta transformación), y mucha gente anda dando vueltas sin rumbo. Y lo que es peor, o quizá mejor para poder distinguir con claridad, se aumenta la diferencia entre seres humanos de corazón noble, limpio y sincero, y los que van queriendo robar las energías o comportamiento de los primeros, y encima no les dejan brillar en todo su esplendor, pensando que así dejarán de existir... Nada más lejos.
   Debido a estos cambios tan caóticos, a veces, sin darnos cuenta, podemos descargar nuestro dolor, impaciencia o rabia en quien más amamos y nos ama. No sólo podemos hacer sufrir con esa actitud a quien nos ama, sino que nosotros también vamos a sufrir viendo cómo sufren ellos, porque nuestro vínculo de amor es muy fuerte y sentimos lo que el otro siente (empatía).
   Pero también, del otro lado, si también nos conectamos con esa misma empatía a nuestro amor, podemos comprender que ha sufrido mucho y tiene miedo a volver a sentir ese dolor ahora, y quizá se siente perdido y desconcertado.
   Házselo saber con ternura, comprensión y mucho, mucho amor. Que le hace mucha falta... Y al mundo le hace falta gente como nosotros, que se ame de verdad.
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

¡Bienvenido septiembre! Nuevo curso... Con ilusión y ganas