Love is the Revolution

  Este mundo está cambiando, sin duda alguna. Y a una velocidad de vértigo. Y si nos paramos a observar un momento desde la mirada de un simple espectador veremos que se abre una brecha entre dos maneras de sentir, dos maneras de ver la vida.
  Una sólo basada en el deseo de tener dinero, cosas materiales, así porque sí. Trabajar hasta la extenuación para acumular ropa, coches, tecnología, cosas que puedan traernos la felicidad que no vemos dentro de nosotros, porque estamos distraídos. O quizá porque no estamos contentos en el fondo con nuestro verdadero yo y buscamos excusas para justificar nuestra presencia en el mundo.
  La otra, es la fuerza interior de los soñadores, los creadores de su propia vida. La fuerza de los valientes que se aman a sí mismos y se atreven a mirarse al espejo y decirse a sí mismos que empezarán a creer en su magia, que empezarán a realizar en sí mismos el cambio que quieren ver en el mundo. Aquéllos que creen en el Amor como revolución. En el Amor en todas las facetas de su vida.
   En el momento que hacen esa elección todo empieza a encajar en su vida con una precisión absoluta. Se llama sincronía. Armonía. Hacer milagros.
A hacer la revolución en el mundo a través del Amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

¡Bienvenido septiembre! Nuevo curso... Con ilusión y ganas