Reflexiones viajeras.

Hoy es uno de esos días de estar completamente despierto. De sentir con el alma abierta cualquier señal del Universo:
Físicas: El aire en la cara, el olor de la hierba, el sabor de un mordisco de Toblerone, que me lleva directo a la infancia, buenas canciones en el Ipod.

Más profundas, del alma: La emoción oculta tras las letras de las canciones de Ray Lamontagne, el sentimiento profundo por alguien a quien aún no conozco personalmente, pero que poco a poco se va acercando a mi vida... mágicamente.
La carcajada interna que me producen los tweets que me llegan de seres extraordinarios de más allá del charco, y de más cerquita (aunque otros me hacen reflexionar).

   En fín, que, ya volviendo a casa, con el sol cayendo, y escribiendo en mi Moleskine, voy guardando en el fondo del corazón todos los tesoros que he recogido hoy, para que empapen mi alma, mi cuerpo, y mi mente, PARA SIEMPRE...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.