De puntillas...

Este fin de semana me toca interiorizar en soledad y revisar parte de mi vida. Y he llegado a la conclusión de que hay momentos por los que he pasado de puntillas. Momentos y "capítulos" felices y que guardo en mi corazón, sólo esos. Porque de los otros, sólo saco la parte de aprendizaje, y el dolor y tristeza que me causaron lo arrojo al transformador, para convertirlo en experiencia y nuevos aspectos de mi persona.
   Me gustaría mucho, mucho, volver a tener la oportunidad de estar más presente en la vida de algunas personas a las que quiero y he querido, que no se han ido del todo o han vuelto a estar más cerca; convertir la experiencia de aprendizaje en vivir amando la vida simple y llanamente. Ser para alguien algo más que una ilusión, o un instante, alguien cercano y presente, aunque a veces la distancia obligada (físicamente o no) aparente que nada va a ocurrir.
Déjame estar en tu vida, compartir momentos de alegría, tristeza, abrazos, besos mil, amor, conversaciones... Todo lo que quieras. Sólo con tu permiso...
Gracias por existir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

¡Bienvenido septiembre! Nuevo curso... Con ilusión y ganas