Nunca hagas esto del tío del chiste

Era una vez una comarca que sufría inundaciones por las constantes lluvias torrenciales. Había un hombre en su casa donde el nivel del agua subía cada vez más. Rezaba y rezaba desesperado a Dios pidiendo un milagro. De pronto apareció un coche de Policía y le pidió que subiera. El se negó, diciendo que esperaba ayuda de Dios.
   Como la planta de abajo se inundó del todo, subió al primer piso, y se asomó al balcón rezando aún más intensamente. Por favor Señor, un milagro. De repente apareció una lancha de rescate de la Guardia Civil y le pidió que subiera. El contestó que no, que esperaba un milagro de Dios. Seguía subiendo el agua y no tuvo más remedio que subir al tejado. Apareció un helicóptero de rescate de Cruz Roja y por el megáfono le rogaron que subiera. Pero tercamente se volvió a negar por tercera vez.
   Finalmente el hombre se murió y subió al Cielo. Cuando llegó increpó a Dios que por qué no le había enviado un milagro para salvar la vida. Y Dios le dijo: Hijo mío, te envié un coche de Policía, una lancha de Guardia Civil y un helicóptero de Cruz Roja. Si te parecen pocos milagros... Te has muerto porque no has creído en la magia y los milagros.
   Los milagros y la magia ocurren cada día. En lo cotidiano y con ángeles humanos entre nosotros. No los niegues nunca. Tu corazón sabe siempre. Nunca se equivoca.
A vivir. A hacer magia. A creer en el AMOR y en la gente que.realmente merece la pena.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy mujer. Soy YO MISMA

Reflexión de hoy...

Gracias Chiquito.